Entrevista a Ramón Pérez Merlos, Director del Servicio de Prevención de Etosa

Háblenos un poco de usted, ¿cómo llega al mundo de la prevención y por qué?

En primer lugar quiero agradeceros la iniciativa de proponerme realizar esta entrevista. Para mí es todo un placer.

?

Al mundo de la prevención llego casi de casualidad. Coincidí haciendo un curso de nivel básico de prevención con la persona que comenzó en el departamento de prevención de Etosa, y cuando desde la organización decidieron incorporar un nuevo técnico de prevención, esta persona se puso en contacto conmigo por si me interesaba. Aún me quedaba una asignatura para acabar la carrera de ingeniero técnico, pero me animé y comencé a trabajar en la organización hasta ahora, 16 años después.

Háblenos ahora un poco de su trabajo en Etosa, a cuantos trabajadores da cobertura, que funciones desarrolla su departamento, etc.

Después de 4 años de funcionamiento del departamento de prevención, en 2003 creamos el Servicio Mancomunado de Prevención, el cual da servicio a Etosa como empresa matriz y a varias empresas relacionadas con ella. En total damos cobertura a unos 200 trabajadores, de manera directa. Si tenemos en cuenta las obras de construcción y todas las empresas subcontratistas que trabajan en ellas, las cuales también supervisamos a nivel preventivo, esta cifra supera los 1.000 trabajadores.

Nuestra labor es la de un servicio de prevención propio, gestionamos preventivamente todos nuestros centros de trabajo, con especial complejidad a las obras, en las cuales hay que planificar desde el primer momento todos los trabajos a realizar, elaboración conjunta con la jefatura de obra del plan de seguridad y salud y sus anexos, planificación de trabajos, visitas de comprobación de que las medidas preventivas se están implantando, etc.

En nuestra organización el servicio de prevención tiene un importante apoyo de la Dirección. Prueba de ello es que durante estos años hemos conseguido reforzar los cimientos preventivos construidos, investigando nuevos sistemas de seguridad a implementar en las obras, desarrollando procedimientos de trabajo seguros, donde la prevención esté integrada en el proceso productivo, con el objetivo de conseguir esa tan ansiada integración de la actividad preventiva, para así evitar cualquier accidente de trabajo. Esto se ha materializado en la consecución de varios premios sobre prevención de riesgos laborales, destacando el Premio Nacional de Prevención PREVER 2015, recibido recientemente en Segovia.

¿Cuál es el accidente laboral más común en su sector?

Yo creo que en construcción hay varios tipos de accidentes que se producen más comúnmente. El primero de ellos es el producido por sobreesfuerzos. Muchos trabajos son duros físicamente, requieren mover pesos continuamente y adoptar posturas no siempre ergonómicas. Aunque cada vez más los pesos se mueven con maquinaria para ello y se ha mejorado la ergonomía de muchos trabajos, todavía queda mucho camino por hacer. Las caídas al mismo nivel, golpes, etc., también son bastante comunes.

¿Cómo ve la situación de la prevención de riesgos laborales en este momento?

Pues lo que a mí me llega es que con la crisis algunas empresas el primer lugar donde han recortado ha sido en el apartado de seguridad y salud, reduciendo plantillas de técnicos de prevención y escatimando en la implantación de medidas preventivas. Lo cierto es que eso yo no lo he vivido en mi organización, pues mantenemos una plantilla de técnicos y unas condiciones de seguridad y salud en las obras bastante estandarizada desde hace años. De todos modos, se nota una cierta recuperación en el sector, y que las empresas poco a poco están volviendo a incorporar técnicos de prevención en sus plantillas.

¿Y  el futuro de los profesionales de la Seguridad y la Salud en nuestro país?

La profesión de prevencionista o profesional de la seguridad y salud es una profesión muy complicada; seguramente insuficientemente valorada en las organizaciones, pero de extraordinaria importancia, sobre todo para sectores complejos como puede ser la construcción, industria, etc. Es una pena que una profesión tan compleja y de tanta responsabilidad en la que prácticamente hay que reciclarse a diario, que requiere una gran especialización, no esté bajo mi punto de vista lo suficientemente apreciada; hemos de tener en cuenta que el profesional de la seguridad y salud es una pieza muy importante en las empresas, pues tiene una gran información dentro de las organizaciones, al interactuar con todos los departamentos y en todas las áreas de la empresa. Por eso es importante el asociacionismo. En Murcia creamos hace 14 años la Asociación Murciana de Prevencionistas, la cual tuve el honor de presidir, con el objetivo de luchar y promocionar la profesión, para dar valor a los profesionales que veníamos peleando por la profesión en nuestra área de influencia. Ahora también pertenezco al Consejo General de Profesionales de la Seguridad y Salud en el Trabajo, en el cual están integradas la mayoría de asociaciones de prevencionistas del país. En él estamos promocionando y promoviendo la importancia de la profesión, apostando fuerte por el reconocimiento de la profesión.

¿En qué han mejorado las condiciones de trabajo en los últimos años en su sector?

Se han mejorado muchos aspectos respecto a las condiciones de trabajo. Por ejemplo en la maquinaria utilizada en ciertos trabajos, se han mecanizado muchos de ellos, algunas empresas hemos intentado promover e implementar buenas prácticas en obras, mejorando medios auxiliares, protecciones colectivas, etc. Quizá lo preocupante es que estas mejoras se producen más a nivel individual que colectivo, es decir, lo hacen ciertas empresas preocupadas por la seguridad y salud, cuando muchas de estas buenas prácticas preventivas deberían ser implantadas por todo el colectivo. Seguramente aquí la Administración debería apoyar más a las empresas que realizan este esfuerzo, premiando su labor y difundiendo de alguna forma toda esta información, que muchos otros profesionales y empresas desconocen. Insisto en que implementar nuevos procedimientos de trabajo “más seguros” no es tarea fácil en las empresas, hay mucho trabajo detrás; por ello es necesario valorar a quien intenta ir más allá de lo habitual y mejorar las condiciones de seguridad y salud.

¿Qué rol cree que juegan las consultoras especializadas dentro del panorama de la prevención de riesgos laborales? 

Precisamente cuando antes hablaba de empresas que quieren ir más allá y están implementando mejoras en la seguridad y salud, muchas de ellas se están apoyando en consultoras especializadas. Creo que en el mundo de la consultoría hay de todo, algunas muy buenas haciendo cosas muy interesantes, y otras no tanto. Habrá que saber elegir las que realmente pueden hacer mejor a la empresa. Hay algunas que están promoviendo temáticas muy interesantes y que hay que dar a conocer a todo el tejido empresarial y al sector de la construcción en particular, pues en nuestro sector el tejido empresarial es poco dado a los cambios.

¿Ha cambiado la crisis  los planteamientos que se hacen las compañías en este aspecto? 

Seguramente sí. Se ha producido un pequeño estancamiento en muchas empresas en esta materia, pues dado que cuando la crisis nos ha golpeado de lleno lo primero que se ha hecho es recortar presupuesto y medios humanos en materia preventiva, seguramente se ha aparcado por muchas organizaciones el apoyo de estas consultoras. Seguro que poco a poco las empresas las utilizaremos más, pues algunas aportan un valor añadido y otro punto de vista en las organizaciones, que difícilmente se puede encontrar dentro de ellas.

¿Qué ofrece, como aspecto diferenciador y concreto Ga Consultores para una empresa como la suya? 

La verdad es que me quito el sombrero ante la labor que estáis haciendo desde Ga Consultores en muchas empresas. Me gusta especialmente vuestra apuesta por la formación de calidad en las empresas y por el empleo de nuevas tecnologías. Uno de los aspectos en el que más estáis trabajando, la formación mediante la gamificación creo que es algo acertadísimo y que en el futuro la mayoría de empresas utilizaremos técnicas como estas para formar a nuestros empleados. Estoy seguro que pronto tendremos la oportunidad de trabajar conjuntamente en estos aspectos.

Entrevista a: Ramón Pérez Merlos, Director del Servicio de Prevención de Etosa